By | enero 10, 2020
Cómo espiar conversaciones de facebok

Hoy en día, los teléfonos móviles acompañan a cualquier persona. Desde adultos hasta niños cuentan con un terminal que les sirve para comunicarse con cualquiera, como también para conectarse a internet y aprovechar las mil y una opciones que permite la red de redes. El entramado digital es inmenso y está repleto de oportunidades y de facilidades, pero también de peligros.

Y es que los niños pueden no ser totalmente conscientes de lo que implica una conexión a internet, o incluso de lo que hay tras esas apps que piden algún que otro pequeño pago. Por eso, para garantizar un uso seguro y responsable, muchos padres hacen lo posible por saber de apps de control parental o de aplicaciones para controlar el móvil de sus hijos y, si eres uno de esos, estás en el mejor sitio.

Vamos a presentar las mejores aplicaciones de control parental, como también sus funciones, cuándo se pueden usar e incluso qué dice la ley al respecto.

Lo que debes saber antes de empezar

Antes de ponerte manos a la obra con la monitorización e intentar controlar el móvil de tus hijos, necesitas saber varias cosas para no caer en errores ni tener problemas. La primera de ellas es que hay tanto apps gratuitas como de pago y que, a la hora de encontrarlas, la mayoría son lo que se conoce como aplicaciones de control parental, es decir, se centran única y exclusivamente en ofrecer herramientas para que los padres vigilen y aseguren la actividad de sus hijos tanto con sus móviles como en internet.

Aparte de eso, es muy importante señalar que las aplicaciones gratuitas no suelen ser fiables. Salvo que tengas acceso a una lista segura, como la que presentaremos aquí, la mayoría de herramientas de control parental gratuitas que se encuentran navegando libremente por internet son malware o intentos de estafa. Propuestas que solo buscan dañar al usuario accediendo a su terminal, robándole información o incluso inutilizando por completo el dispositivo en el que se instalan.

Por todo eso, es muy aconsejable que te limites a seguir lo que explicaremos aquí, aunque también es importante que sepas un detalle más, y es qué dice la ley sobre la monitorización y el control de los móviles de nuestros hijos. Afortunadamente, a pesar de su endurecimiento en los últimos años, lo pone bastante fácil a los padres preocupados.

Qué dice la ley

La ley establece que un teléfono móvil solo puede monitorizarse o controlarse de forma remota si se cumple una de las dos siguientes condiciones: el dueño da su consentimiento o, en su defecto, está bajo la tutela legal de la persona que quiere hacer el monitoreo. Este último punto es el clave para los padres ya que, a ojos de la ley, son tutores legales de sus hijos.

Ese punto de partida es más que suficiente para dar tranquilidad, aunque hay que sumar otro también importante. Aquí solo vamos a presentar soluciones fiables y legales, por lo que no tendrás ningún tipo de problema al espiar o controlar el smartphone de tu hijo o tu hija. Todos los métodos de aquí han sido comprobados y establecidos para actuar bajo los márgenes que dicta la justicia actualmente.

Así pues, debes tener claro que no habrá problema alguno en controlar los terminales de cualquiera de tus hijos. Todo está dispuesto para que te resulte sencillo y sea fácil proceder, pero, sobre todo, para que esta actividad sea absolutamente legal. Un padre puede revisar la actividad de su hijo sin inconvenientes tanto en el teléfono móvil como en internet, y más con los tiempos que corren y el peligro que puede tener el sector digital.

Aplicaciones gratuitas para controlar el móvil de tu hijo: las mejores

Cómo espiar whatsapp de otra persona

Como hemos explicado previamente, se puede controlar el móvil de un hijo a través de una serie de apps gratuitas. Si bien es cierto que están algo más limitadas que las de pago por razones obvias, estas apps de control parental son también bastante buenas y muy capaces. Se centran, sobre todo, en controlar horarios de uso y, más aún, en repasar las páginas web que se visitan y evitar contenido indebido para las diferentes edades de uso.

Aquí nos centraremos en recoger las mejores opciones del mercado, como también en repasar las soluciones nativas que ofrecen tanto Android como iOS. Ambos sistemas operativos tienen sus propias herramientas para dar un extra de tranquilidad a los padres que quieren evitar problemas con lo que hacen sus hijos con el terminal móvil, y además son bastante fáciles de manejar.

Y ahora, vamos a ver cuáles son las mejores apps gratuitas para controlar el móvil de tu hijo:

Qustodio

Empezamos por Qustodio porque, sin lugar a dudas, es de lo mejor que cualquiera puede encontrar si busca una buena herramienta para controlar la actividad en móviles de nuestros hijos. Por supuesto, y como la mayoría de las aquí presentes, dispone de un plan de pago para quien quiera una solución más completa y capaz; pero, lo que ofrece su versión gratuita es también muy interesante.

Con esta app tienes la opción de restringir todas las aplicaciones que desees para que el menor no pueda usarlas, además de eso, también tiene una función que permite fijar unos horarios de uso para que los niños solo utilicen el móvil cuando sea conveniente. Cumple con la mayoría de funciones clave de cualquier herramienta de control parental.

Se encuentra disponible para iOS y para Android y se caracteriza, además de por lo explicado, porque es algo muy fácil de manejar. Su interfaz ha sido diseñada para facilitar su uso a personas que apenas tengan conocimiento de smartphones o informática, y su rendimiento es bastante bueno. Sin duda alguna, es de lo mejor que puedes encontrar sin tener que pagar ni un céntimo. Tendrá sus limitaciones, por supuesto, pero todo lo que ofrece es más que bueno para quien quiera algo sencillo y eficaz.

Kiddoware Kids Place

Kids Place es una app que solo cuenta con un inconveniente: que solo puede utilizarse en teléfonos móviles Android. Por todo lo demás, esta bien podría considerarse como la mejor app de control parental gratuito que existe actualmente. La propuesta de Kiddoware es muy fácil de manejar y, además, se instala al momento y se configura fácilmente en cualquier dispositivo en el que se quiera controlar al máximo la actividad.

Esta aplicación permite establecer un entorno seguro que se active y desactive mediante un código PIN de seguridad, en el que solo aparezcan las aplicaciones que los padres deseen que sean accesibles. Pero no es lo único que ofrece, ya que permite controlar el tiempo de uso, evitar cualquier compra o descarga de aplicaciones y, además, personalizar el terminal para darle un toque más característico.

A todo eso hay que sumar que la herramienta funciona tanto conectada a internet como desconectada. Todas sus funciones principales están siempre disponibles y, aunque con sus limitaciones, hacen que esta propuesta sea una de las más interesantes. Por supuesto, hay soluciones de pago más completas; pero esta, por el nulo precio que tiene, salvo que se escojan sus planes de pago, es de lo mejor que hay.

SecureKids Control Parental

SecureKids es otra de esas aplicaciones de control parental que han querido quedarse en los terminales con sistema operativo de Google. Esta app, con su plan gratuito, establece de entrada una buena cantidad de funciones y facilidades que permiten a cualquier padre asegurar que sus hijos utilizan sus teléfonos de forma segura y totalmente responsable. Aunque, no obstante, cuenta con un plan de pago que añade más funciones todavía.

Con la versión gratuita de SecureKids puedes hacer todo lo esencial de una buena app de control parental. Te permite establecer un filtro para bloquear las apps que consideres inadecuadas, establecer horarios de descanso para no utilizar el teléfono móvil, configurar un botón de emergencia para que, en caso de problemas, el niño solo tenga que pulsarlo para recibir una notificación, ofrece la ubicación en tiempo real del teléfono, monitorización de llamadas y establecimiento de alarmas e, incluso, una gestión de las páginas web que se pueden visitar y las que no.

Una herramienta que da una seguridad total a los padres y que, además, es muy fácil de utilizar. Con esta aplicación puedes asegurarte de que cualquiera de tus retoños se mueve siempre dentro de lo adecuado con su terminal y no le da ningún uso inapropiado.

Control Parental Android

El sistema operativo de Google para móviles cuenta con un sistema de control parental propio que, si bien, está bastante más limitado que los que hemos visto hasta ahora, también goza de la bondad de ser completamente gratuito y, además, muy fácil de configurar.

Primero, vamos a ver cómo se activa:

  1. Accede a la tienda digital de Google, Play Store, desde el terminal a controlar.
  2. Dentro de esta, pulsa en el botón que tiene varias líneas para abrir el menú de ajustes.
  3. En él, pulsa en “Controles de usuario”.
  4. Ahora, pulsa en “Control parental” para acceder a él.
  5. Establece un PIN de seguridad, que será el que sirva para activar o desactivar dicho control.

En el momento en el que se configura y se activa, el control parental de Google se encarga de evitar que se descargue o se reproduzca cualquier aplicación o contenido que no sea adecuado para la edad que se haya configurado. Para ello, recurre al sistema de calificación PEGI activo en la propia tienda. Además de eso, también restringe las aplicaciones que incluyan compras.

Control Parental iPhone

De forma similar a lo que sucede con Android, iOS también cuenta con un sistema de control parental para iPhone que puede ser de especial interés para los padres. Es una herramienta disponible de forma totalmente gratuita y, también de forma similar al caso anterior, es mucho más limitada que cualquier app que hayamos podido explicar anteriormente.

Pero, dado que es muy fácil de activar y de manejar, y que además se trata de algo que el sistema ofrece de forma nativa, conviene tenerlo a mano como una buena solución provisional. Así se activa el control parental de iOS:

  1. Entra en el menú de ajustes del teléfono iPhone.
  2. Dentro de este menú, busca el apartado de “Restricciones”. En ella podrás realizar unos pequeños ajustes.
  3. Activa las restricciones y establece un PIN de seguridad para que se introduzca con el fin de activar o desactivar el control parental. Ya lo tienes.

El proceso de configuración es muy sencillo y, con él, puedes establecer los valores que desees en cuanto a niveles de restricción. Este control parental es muy parecido al que hemos visto en Android, por lo que se limita a impedir la descarga de apps o la realización de cualquier tipo de compra. Si no quieres descargar apps, es una solución tan tajante como segura para el móvil de tus hijos. 

Aplicaciones de pago para controlar el móvil de tu hijo: las mejores

Si buscas una solución más completa y eficiente, entonces la mejor opción es optar por una aplicación de pago. Estas herramientas suelen establecer unas cuotas mensuales con unos planes que pueden ir tanto de mes en mes como de forma trimestral, semestral o incluso anual. Lo más aconsejable es recurrir a las cuotas anuales, ya que hacen que el precio final a pagar sea mucho más bajo que de otra forma.

Pero, dejando consejos sobre escoger planes de pago aparte, vamos a centrarnos en el software. Por eso, y para que no tengas que ir buscando por la red, hemos recopilado las mejores aplicaciones de pago para controlar el móvil de tu hijo. A continuación, el top 3 del momento:

YouPy

El caso de YouPy es el más especial de esta lista, ya que no se trata de una app de control parental, sino de una aplicación de monitorización y control de dispositivos. Puede que solo sea compatible con Android, pero esta herramienta te ofrece un abanico de herramientas de monitoreo que no vas a encontrar con ninguna otra de las aquí presentes.

Este programa no solo te permite controlar la navegación o el uso de aplicaciones, también da la posibilidad de acceder al contenido del dispositivo de forma remota, grabar tanto a través de sus cámaras como de su micrófono, hacer capturas de pantalla, ver la actividad en apps de mensajería y en redes sociales y hasta ver la batería restante o la ubicación del terminal, además de entrar en modo oculto para no dejar rastro alguno en el terminal. Prácticamente, es como tener el teléfono en tus manos.

Cuenta con varios planes de precio disponibles, aunque el más aconsejable es el intermedio, que asciende a unos 7 euros al mes. Buen precio para todo lo que ofrece, ya que es mucho más completa que cualquier app de control parental normal.

Con todo esto, ya tienes material más que suficiente para escoger y utilizar la app de control parental que consideres más adecuada. A partir de aquí, queda en tus manos tanto la elección como el uso que le des. Aunque, al menos, la tranquilidad por saber que el terminal no se usa inadecuadamente te acompañará siempre.

Norton Family

Con diferentes galardones por sus prestaciones, sus facilidades y su capacidad para proteger cualquier dispositivo, Norton Family es una de las mejores herramientas de control parental para padres que puedas encontrar.

Cuenta con un modo gratuito por tiempo limitado para familiarizarse con él y para ver hasta qué punto es eficaz a través de sus funciones. Estas, por su parte, cubren el rango más amplio de medidas de seguridad para terminales de niños. Y es que, con esta app de control parental puedes establecer filtros de seguridad en el navegador web, establecer horarios de uso para evitar el abuso del dispositivo, acceder a estadísticas que revelen datos de navegación o incluso geolocalizar el dispositivo al momento.

Compatible con iOS y Android, este software de control parental tiene un precio anual de 39,99 euros, lo que se traduce en poco más de 3 euros al mes. Es muy buen precio para todo lo que ofrece.

Kaspersky Safe Kids

Kaspersky es la otra gran firma del software de seguridad y, por supuesto, no podía quedarse a un lado a la hora de hablar de programas de control parental en móviles. Su propuestas es Kaspersky Safe Kids, y su oferta es una que, como dirían en cierta película, es una que no podrás rechazar.

Safe Kids monitoriza y controla el terminal que desees con bastante facilidad. Para empezar, permite gestionar el tiempo de pantalla, por lo que puedes establecer franjas horarias de uso y de inactividad en el terminal. Además de esto, permite ver la actividad de tus hijos en Facebook rápidamente o incluso consultar tanto la batería restante de su terminal como la ubicación exacta en el momento, todo a través de unos informes muy completos y precisos, como también de una configuración realmente personalizable.

Cuenta con una versión de prueba gratuita de 7 días, con todas y cada una de las funciones de este software. No obstante, su precio final es de 14,95 euros al año. Es, por tanto, la solución más económica de todo este listado, ya que cuesta poco más de 1 euro al mes.